Domingo 25.08.2019

San Miguel de Tucuḿan

24º H 41
SMTuc


17/06/2019

Tucumán

INSEGURIDAD SIN LIMITES

Robaban motos y las adulteraban en un galpón en B° 11 de marzo

"Es una banda bien organizada que tiene un alto nivel de calidad en la adulteración de los números y documentaciones, muy difícil de detectar", señalaron desde la policía.
Ampliar (1 fotos)

Foto: http://comunicaciontucuman.gob.ar

Cúneos, tornos, moldes, sellos, computadoras e impresoras fueron algunos de los elementos que una banda dedicada al robo de motos en Tucumán y Santa Fe, utilizaba para la adulteración de las mismas.
El lugar en donde los delincuentes realizaban la modificación de los rodados, estaba ubicado en un galpón ubicado en el fondo de una vivienda en pasaje Einstein al 1.800 en el barrio 11 de marzo.
“Es una banda bien organizada que tiene un alto nivel de calidad en la adulteración de los números y documentaciones, muy difícil de detectar. Se encargan de borrar el número original y le ponen uno nuevo para que el vehículo no tenga impedimentos para circular. Pero, muchas veces, se detectan las falsificaciones en los controles rutinarios y los nuevos dueños de las motos se dan cuenta que fueron estafados”, sostuvo el comisario Jorge Dib a la Secteraría de Estado de Comunicación.
Cuando la policía llegó al lugar durante el sábado por la tarde, los delincuentes ya no estaban en el lugar por lo que la investigación policial y judicial continúa. La causa quedó en manos de la Fiscal Adriana Reinoso Cuello.
Se secuestraron cuatro motos (tres robadas y una con numeración adulterada)

Cúneos, tornos, moldes, sellos, computadoras e impresoras fueron algunos de los elementos que una banda dedicada al robo de motos en Tucumán y Santa Fe, utilizaba para la adulteración de las mismas.

El lugar en donde los delincuentes realizaban la modificación de los rodados, estaba ubicado en un galpón, en el fondo de una vivienda del pasaje Einstein al 1.800, barrio 11 de marzo.

desarticulan banda 2Foto: comunicacion.gob.ar

"Es una banda bien organizada que tiene un alto nivel de calidad en la adulteración de los números y documentaciones, muy difícil de detectar. Se encargan de borrar el número original y le ponen uno nuevo para que el vehículo no tenga impedimentos para circular. Pero, muchas veces, se detectan las falsificaciones en los controles rutinarios y los nuevos dueños de las motos se dan cuenta que fueron estafados”, sostuvo el comisario Jorge Dib a la Secretaría de Estado de Comunicación.

Cuando la policía llegó al lugar durante el sábado por la tarde, los delincuentes ya no estaban por lo que la investigación policial y judicial continúa. La causa quedó en manos de la Fiscal Adriana Reinoso Cuello.

Se secuestraron cuatro motos (tres robadas y una con numeración adulterada)

Recomienda esta nota:




Ranking